Asociación Xana Bolillos  
Materiales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUBIR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUBIR

Materiales

Aquí os mostramos el material que necesitamos para empezar a trabajar encaje de Bolillos.

BOLILLOS

Los husos o bolillos siempre se hicieron de madera de boj, pero actualmente hay una gran variedad de materiales como el palosanto, palo de rosa, acacia, pino y fresno, son torneados y su grosor varía un tanto según las regiones, pero la forma permanece constante.

El hilo se enrrolla a ellos en forma de espiral en la mitad superior, que es la más delgada: se hace una lazada en la zona terminal superior, que es donde van las incisiones torneadas.

Una sola hebra se enrrolla por sus extremos a dos bolillos, de forma que se preparan por parejas.
Los bolillos españoles se llamaron en el siglo XVI majaderuelos o majaderillos porque su forma se asemeja a la mano del mortero para majar especias.

ALFILERES

Los alfileres, tienen forma de clavillo fino, con punta en un extremo y cabecilla en el otro.

Siempre han de ser de latón, para que no manchen ni oxiden la hebra.

Sirven para sujetar los cruces de los guías, así como los enlaces, torsiones y bucles de los mismos, mientras se realiza el encaje.

Son de diferentes tamaños: pequeños cuando se trata de trabajos finos y mayores para los más guresos.

SEPARADORES

Los separadores, son alfileres grandes, que vienen decorados de muy diversas formas, colores, y tamaños.

Estos son de gran ayuda y más si se está trabajando con una gran cantidad de bolillos, pues nos van a servir para poder agruparlos con alfileres separadores.

No conviene colgar los bolillos agrupados por los hilos pues tienden a enredarse. Para trabajar correctamente y sin agobios, el area de trabajo debe estar amplia.

Otro sistema para separar, es el de colocar una tela de manera que queden apilados los grupos de bolillos por capas.

DISEÑO

El diseño se traza sobre materias lisas y tensas, cartulinas o papel tela, por tener consistencia y flexibilidad para su mejor adaptación ala superficie curva de la almohadilla y sostener los alfileres.

Si el color es luminoso ayuda a comprobar cómo se ca consiguiendo la estructura del encaje en pleno proceso del mismo.

Este diseño se superpone a la almohadilla sujetándole en los extremos con alfileres.
Lleva impreso el dibujo de forma esquemática, que es interpretado por la encajera.

Se le conoce como patrón o picado.

HILOS

La hebra o hilo empleada corresponde a los tres reinos de la naturaleza.
Del reino vegetal se utiliza preferentemente el lino, con su color marfileño y brillo satinado; algunas veces se le tiñe en infusiones de té, o café para tomar un color ocre.
En tiempos antiguos se empleó el esparto y el cáñamo.

Del animal se ha seleccionado la seda en blanco puro, marfil y en tonalidades suaves.
Antiguamente se le combinaba con lana.

Y del reino mineral, se han destinado a los metales nobles como el oro y la plata, siempre en la forma de filamento o de fina y estrecha lámina.

ALMOHADILLA

En España se le llama mundillo, la almohadilla sirve de soporte y sujeción de la labor mientras se va realizando.

Hay diferentes tipos de almohadillas, pero las almohadillas españolas más populares, son cilindros ovalados que suelen medir entre 60 y 70 cm. de largo y unos 20 cm. de diámetro.

El relleno más común es paja y crin. pero sirve cualquier otro material que pueda ser atravesado fácilmente por los alfileres.

Durante el siglo XIX y principios del XX fueron habituales en las ciudades las almohadillas en forma de rodillo móvil montado sobre una estructura de madera, pero en el mundo rural nunca se impusieron.

Parte del texto, fue sacado del libro Catalogo de Encajes, de Ma. Angeles Gonzálex Mena
Todas las imágenes de esta web pertenecen a Xana Bolillos.